menu recetascubanas postres videorecetas croquetasyfrituras sandwiches ensaladas salsasparaensalada sopasycaldos jugosybatidos tragosCubanos salsasvariadas arroces carnedecerdo carnederes pollos mariscos pescados picadillos embutidos potajes comidaparaninos recetasdehuevos carnesvariadas

Vampiros en La Habana

La Habana, 1933. Mientras un grupo de jóvenes lucha contra el general Machado, una auténtica batalla campal está a punto de azotar a toda Cuba cuando los vampiros descubren que existe una fórmula que les hace inmunes al Sol.

Estos seres de la noche están regidos por grupos mafiosos, que persiguen al científico Werner Amadeus Von Drácula, descendiente del mismísimo Drácula, quien ha descubierto la codiciada fórmula. Al comprobar que su fórmula necesita de alto contenido de ron y coco, se trasladó hace años a Cuba, donde existen ambas cosas en grandes contenidos. Mientras perfeccionaba la denominada “Vampisol”, utilizaba a su sobrino como conejillo de indias, para asegurarse del éxito de la fórmula.

Pero cuando los vampiros mafiosos son conocedores de su existencia, desde Europa y Norteamérica acuden para robarla y traficar con ella, al contrario que Joseph, el sobrino, también conocido por sus amigos como “Pepito”, quien prefiere ofrecerla gratis a todos sus compatriotas cubanos.

vampiros_habana1

Juan Padrón dirige y escribe esta película de animación, altamente valorada en varios festivales de todo el mundo y acogida con brazos abiertos por crítica y público. Se trata de una película de dibujos dirigida al público adulto, donde las ideas castristas y contraimperialistas cobran especial protagonismo en medio de una trama ficticia con vampiros mafiosos, policías cornudos y todo un elenco de personajes de lo más estereotipados.

La técnica del dibujo es tradicional, aunque no desentonó en la época de su estreno el año 1985. Además cuenta con el apoyo del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos, Radio Televisión Española y de Durniock Producciones.

vampiros_habana2

El proyecto definitivo fue un film inteligente donde además de la historia central, lo que más aportaba calidad al conjunto eran tanto los personajes como los gags de subtramas.

Cada uno de los personajes presentados responde a un tipo de persona tanto europea como cubana, con todos sus rasgos exagerados al máximo ya sea francés, español, inglés o cubano. Dentro de éstos además se exponen varios tipos de integrantes, cada uno con rasgos locales más acentuados de lo normal.

vampiros_habana3

Padrón cuenta con todo un conocimiento de la jerga cubana, de las pasiones que mueven a sus ciudadanos y así lo demuestra con situaciones propiamente típicas de La Habana y de sus habitantes, aprovechando de paso para una correcta representación de los lugares más famosos de la exótica ciudad.

Por otro lado, los innumerables gags insertados durante el metraje, denominados filminutos y que no exceden al minuto de duración, apenas sirven para el desarrollo de la trama, si bien acentúan el sentido del humor de todas las situaciones de las que somos testigos los espectadores y aporta un tono de comedia, principalmente adulto.

Míticas son las escenas de peleas entre españoles y cubanos, el caos desatado en una sala de cine, la mujer del policía encargado de los asesinatos por vampiros, que se la pega con el primero que puede, Pepito incluido o la curiosa estampa del bar para vampiros, alimentándose de barriles de sangre enchufados a personas secuestradas.

Toda una obra de arte animada, seleccionada por los críticos como una de las mejores películas de animación para adultos de todos los tiempos. Además, con un inconfundible estilo cubano palpable en todos sus fotogramas.

Los invito a ver Vampiros en la Habana en el Gloton Cubano.

Apoyanos compartiendo en Redes Sociales: