menu recetascubanas postres videorecetas croquetasyfrituras sandwiches ensaladas salsasparaensalada sopasycaldos jugosybatidos tragosCubanos salsasvariadas arroces carnedecerdo carnederes pollos mariscos pescados picadillos embutidos potajes comidaparaninos recetasdehuevos carnesvariadas

Meliá Santiago de Cuba

hotel melia santiago de cuba

Santiago de Cuba es, después de La Habana, la ciudad más importante de la isla, gracias al gran aporte cultural del que se nutre ella y sus habitantes. Flora y fauna conviven entre arquitecturas increíbles, producción del ron de mejor calidad y el nacimiento de todo tipo de artistas musicales. En este paraje incomparable se erige el hotel Meliá Santiago de Cuba, el mejor de toda la ciudad y uno de los más prestigiosos de toda Cuba.

Este complejo hotelero es todo un símbolo de la ciudad, de hecho no hay otro que pueda hacerle sombra, ni en el sector de alojamiento ni literalmente. Se trata de un imponente edificio de 15 plantas que alcanza los 66 metros de altitud. De hecho, disfrutar del bar en el mirador del último piso admirando toda la ciudad y las montañas de Santiago de Cuba es una experiencia inolvidable.

El Meliá Santiago de Cuba tiene habitaciones para todos los gustos y necesidades. En total son 298 estancias clasificadas en 7 categorías. No obstante, todas ellas disfrutan de unos servicios de auténtico lujo como camas King Size o aire acondicionado. En su interior hay siempre televisión LCD por satélite , un minibar que se repone diariamente, cafetera y baño privado con bañera y secador de pelo. Por supuesto, en todo el hotel hay conexión a Internet vía Wifi.

Las habitaciones tienen amplios ventanales con los que admirar la ciudad y una decoración que combina la madera cálida colonial con cierto estilo moderno e incluso europeo en los acabados. La amplitud de las estancias parte de los 22 metros cuadrados en las Estándar hasta los casi 100 metros cuadrados de la Presidencial.

Las Junior Suite mejoran la experiencia de cada huésped con un baño provisto de bañeras-jacuzzi o servicios de hidromasaje, que aseguran un descanso y relajación total, además de por supuesto incluir entre sus casi 30 metros cuadrados las mismas funcionalidades que las habitaciones de categoría inferior.

Antes de seguir describiendo esta pasada de habitaciones, es necesario tener en cuenta una cosa del hotel Meliá Santiago de Cuba. Como es propio de otros Meliá de América Latina, este también presenta la modalidad The Level. Se trata de un servicio personalizado para los clientes más exclusivos, con el que pueden disfrutar de salas de reuniones profesionales y/o privadas, un servicio dedicado para toda la planta en la que se ubican estas habitaciones e incluso una sala a la que sólo acuden estos clientes VIP con juegos de mesa, bar privado y prensa diaria.

Por tanto, si decimos que las dos últimas modalidades de alojamiento en el Meliá Santiago de Cuba entran dentro de la categoría The Level, hay que entender el tremendo servicio de lujo que esto supone.

La Suite The Level, por ejemplo, tiene entre sus aproximadamente 50 metros cuadrados un auténtico jacuzzi privado con el que los huéspedes pueden disfrutar de un rato relajante como pocos.

Y si la Suite The Level está disponible entre los pisos 4 y 10, la Suite Presidencial The Level está situada entre los pisos 10 y 11. Se trata de 95 metros cuadrados entre los que se divide un salón comedor, una sala de estar, dos baños, un dormitorio y un despacho privado. Uno de los baños, por supuesto, tiene su propio jacuzzi. Esta Suite es también conocida como El Tivoli, nombre que se le ha puesto en honor a un característico barrio de Santiago de Cuba. Su estructura en dúplex permite admirar las vistas de toda la ciudad, sólo superadas por el mencionado mirador, aunque con la ventaja de ser ofrecidas a un único huésped.

El hotel como complejo ofrece además todo tipo de servicios entre sus 25.000 metros cuadrados. Destacan las 3 piscinas de agua dulce y totalmente exteriores, custodiadas en su contorno por tumbonas y zonas de descanso al más puro estilo chill out.

Quien busque una mejora corporal o mental puede acudir al centro de masajes y tratamientos de belleza o bien a la sauna o el gimnasio. A su vez, el hotel dispone para sus huéspedes zonas deportivas con constante actividad programada y zonas de entretenimiento musical como el lobby bar, dos piano bar, un karaoke y una sala de fiestas.

Completan la oferta hasta 10 restaurantes o locales donde disfrutar de comida especializada o internacional, de forma que ningún comensal quedará defraudado. De hecho, el Meliá Santiago de Cuba siempre motiva a regresar.

Apoyanos compartiendo en Redes Sociales: