menu recetascubanas postres videorecetas croquetasyfrituras sandwiches ensaladas salsasparaensalada sopasycaldos jugosybatidos tragosCubanos salsasvariadas arroces carnedecerdo carnederes pollos mariscos pescados picadillos embutidos potajes comidaparaninos recetasdehuevos carnesvariadas

Hotel Iberostar Varadero

Visitar la Cuba más caribeña puede realizarse apostando por dos cartas que aseguran un entretenimiento y un alojamiento de calidad. Una de ellas es Iberostar, cuya cadena de hoteles se caracteriza por tener las mejores instalaciones en los lugares estratégicamente seleccionados como los más hermosos de cada país. En segundo lugar, Cuba ha aprovechado la zona de Varadero para atraer turistas de todo el mundo con ganas de descubrir las increíbles playas de arena blanca y agua azul turquesa que tan bien quedan en las postales. Por suerte, tener ambas cosas es posible.

Iberostar Varadero reúne la calidad que la empresa garantiza por su reputación, con la mejor ubicación de Cuba para unas vacaciones  paradisíacas. Como no podría ser menos, este complejo hotelero en servicio de todo incluido está construido en primera línea de playa, por lo que sus huéspedes tendrán que escoger entre disfrutar de las envidiables vistas del mar o aprovechar todas las zonas de entretenimiento del complejo.

Estamos hablando de 4 gigantescas piscinas con cierta forma de lago artificial y numerosas decoraciones en su centro, destacando el Aqua Bar La Perla. Se trata de un coqueto local en medio de una de las piscinas, al que se puede acceder andando dado que apenas cubre hasta llegar a él. Los clientes pueden sentarse en algunas de las sillas construidas con material de la piscina y pedir cocktails para amenizar la mañana y la tarde, mientras sus amigos y familiares están nadando por la zona y el agua baña hasta las rodillas. Todo un auténtico privilegio que no todo el mundo disfrutará en su vida.

Además el servicio del hotel se extiende hasta la playa, ya que los huéspedes de Iberostar Varadero cuentan con una reserva de tumbonas, sombrillas y toallas tanto en las piscinas como también en la zona de playa anexa al complejo.

Pero Iberostar Varadero no se limita a poner unas cuantas piscinas gigantes para atraer la atención, sino que sus instalaciones y servicios van más allá de lo inimaginable. Dispone de un centro wellness en el que puede disfrutarse de la sauna, de un servicio de masajes y del salón de belleza. Para los turistas más activos, hay una gran variedad de opciones deportivas disponibles a lo largo del complejo y que están dentro de la modalidad todo incluido como clases de aeróbic, sesiones de tiro con arco, campos y pelotas para jugar al baloncesto, el vóley-playa, o el fútbol, kayak para los más intrépidos y canchas de tenis. Los que prefieran el ritmo, tienen a su disposición clases de baile todos los días, mientras que los golfistas pueden disfrutar al máximo, ya que en Varadero hay un campo de golf de 18 hoyos al que se llega fácilmente desde el hotel.

Hay 386 habitaciones disponibles en Iberostar Varadero. 324 son de modalidad doble, 60 se categorizan como Junior Suite y hay, para quien lo desee, 2 Suites Presidenciales. La diferencia entre Dobles y Junior Suite es que éstas tienen una mejor vista y más amplitud (49 metros cuadrados), respecto a las primeras, que están en las plantas más bajas y son mínimamente más reducidas (40 metros cuadrados).

En general son unas estancias fabulosas, muy cálidas y que combinan la decoración colonial tradicional que caracteriza a todo el complejo, con comodidades tecnológicas y electrónicas como secador de pelo, televisión por satélite y hasta cafetera. Todas las habitaciones tienen baño privado con bañera, un minibar gratuito y un estupendo balcón donde descansar entre tantas emociones.

Hasta 5 restaurantes en modalidad Todo Incluido están disponibles para los huéspedes de Iberostar Varadero. El Restaurante La Dorada fusiona la cocina mediterránea con la asiática, en La Parrilla son las carnes las protagonistas, el Restaurante Ambrosio es el mejor para probar la comida local cubana, aunque también tiene oferta gastronómica internacional, el Restaurante Manzoku combina el espectáculo de la preparación con el extraordinario sabor de la comida japonesa y, finalmente, el Restaurante El Bohio ofrece todo tipo de comida rápida, ya sea para frenar el hambre entre horas o bien para una degustación apresurada de pizzas, hamburguesas y todo tipo de aperitivos. Como suele suceder en este tipo de complejos, la consumición es absolutamente ilimitada y sin coste alguno, para que nadie se prive de nada estando en uno de los mejores lugares del mundo.

Apoyanos compartiendo en Redes Sociales: