menu recetascubanas postres videorecetas croquetasyfrituras sandwiches ensaladas salsasparaensalada sopasycaldos jugosybatidos tragosCubanos salsasvariadas arroces carnedecerdo carnederes pollos mariscos pescados picadillos embutidos potajes comidaparaninos recetasdehuevos carnesvariadas

Hotel Cubanacan Boutique La Union

Cubanacan Boutique La Union

Un hotel de clasificación “boutique” es aquél que en lugar de especializarse en un alojamiento masificado con instalaciones y servicios estándar, prefiere una oferta de estancia más reducida, normalmente íntima y donde el servicio y el trato humano son los principales valores para que el tiempo que se hospeda en él sea recordado de la forma más positiva posible.

En Cuba uno de los más conocidos en este sentido es el Cubanacan Boutique La Union, ubicado en la no menos popular ciudad de Cienfuegos, en una zona céntrica y a tan sólo 7 kilómetros de distancia respecto al aeropuerto más cercano.

Es propio de los hoteles boutique (y el Cubanacan Boutique La Union no es una excepción), la combinación de diferentes estilos arquitectónicos y decorativos para fundir lo antiguo con lo moderno. De esta forma, el Cubanacan Boutique presenta un estilo neoclásico combinado con cierta moderación decorativa contemporánea y el gusto refinado como toque de excelencia.

Es lógica esta combinación de estilos también en relación a la propia historia del Cubanacan Boutique La Union. El edificio fue construido hace ya más de 130 años, por lo que los estilos de más de un siglo de antigüedad transmiten un corte clásico en casi todas sus paredes. De hecho originalmente se trataba de una mansión colonial, lo que se puede constatar por la arquitectura con columnas de mármol, así como sus muebles de corte antiguo. No obstante, en Julio del año 2000 se procedió a una restauración para así ofrecer mejores tecnologías y visualmente un estilo modernizado y actual.

Al ser un hotel boutique ofrece pocas habitaciones, tan sólo 49 están disponibles para los huéspedes, sin embargo, todas ellas de una calidad excepcional. Además el huésped puede escoger entre la habitación estándar y la habitación junior suite, presente en 11 estancias, el doble de cara pero obviamente más espaciosa, con mejores vistas y un alojamiento más confortable, si cabe.

De todas formas, en cualquier habitación puede disfrutarse de los servicios básicos como teléfono, baño privado, secador y radio, a lo que el hotel añade además aire acondicionado para una mejor estancia, televisión por satélite e incluso un minibar con delicias y pequeñas degustaciones para los huéspedes.

El Cubanacan Boutique La Union también dispone de unas modestas instalaciones, compuestas por un centro de negocios con carácter de privacidad total, un gimnasio para aquellos turistas que necesitan una actividad constante y un centro Spa muy personal, con los mejores servicios en tratamientos corporales de salud y de belleza. Para facilitar la estancia a quienes lleguen en coche, existe una zona de aparcamiento disponible para todos los que deseen dejar su medio de transporte en su interior, de forma totalmente segura ya que está en continua vigilancia.

Además, el hotel incluye dos llamativos patios interiores, donde la gente puede bien permanecer un rato relajante o, si lo prefiere, degustar alguno de los platos típicos de Cuba. A estos dos patios, se les suma una terraza superior llamada Venus Negra con unas vistas inmejorables de toda la ciudad. A su vez, la presencia de la terraza y de los patios interiores ofrece una sucesión de habitaciones casi al aire libre antes de su entrada que evoca a los hoteles costeros románticos. Una sensación recomendada para todas las parejas que viajen a Cuba a pasar unos días o incluso para celebrar su Luna de Miel.

Una de las características más notorias de un hotel boutique es, además de poseer un centro Spa que, como hemos comentado, es de imprescindible visita para quienes busquen un momento de relax, también suele ser importante la presencia de una piscina, tan imponente como hermosa.

La del Cubanacan Boutique La Union hace justicia a estos dos conceptos. Ubicada a la vista de las privilegiadas suites, la piscina de este íntimo recinto es rectangular por los lados y ovalada en los extremos, ofreciendo así la consabida fusión de corte clásico con moderno que desprende todo el hotel. El agua cristalina casa perfectamente con el blanco de los detalles de la construcción y está rodeada por baldosas de terracota al más puro estilo resort. Custodiando la entrada, dos estatuas de leones imponen su presencia a los afortunados huéspedes. El conjunto ofrece de esta forma, una de las zonas más relajantes y espectaculares de Cienfuegos, así como de toda Cuba.

Apoyanos compartiendo en Redes Sociales: