menu recetascubanas postres videorecetas croquetasyfrituras sandwiches ensaladas salsasparaensalada sopasycaldos jugosybatidos tragosCubanos salsasvariadas arroces carnedecerdo carnederes pollos mariscos pescados picadillos embutidos potajes comidaparaninos recetasdehuevos carnesvariadas

Hotel Cayo Levisa

Cuba tiene una oferta de hoteles muy interesante, basada en su propia flora y fauna autóctona. En este tipo de alojamiento, se ofrece al huésped una experiencia en medio del entorno más salvaje y natural que la isla puede ofrecerle. Uno de estos sitios es el Hotel Cayo Levisa, uno de los más originales, relajantes e interesantes que puede encontrarse en toda la oferta cubana.

Su ubicación puede encontrarse en la costa norte de Pinar del Rio, todo un epicentro turístico en el que confluyen zonas conocidas como Cancún o Miami. Sin embargo, Cuba cuenta con su entorno salvaje y el Hotel Cayo Levisa, en concreto, ofrece una experiencia inolvidable. La Habana, centro urbano máximo de toda la isla, está a 146 kilómetros, por lo que su bullicio llega sólo en forma de historias contadas por la población local. Por esa razón es frecuente el acceso por barco que, aún así, tarda unos  45 minutos, porque el puerto más cercano es el de Palma Rubia.

En concreto, el Hotel Cayo Levisa está formado por un conjunto de hermosas cabañas, distribuidas estratégicamente por la zona, alrededor de las instalaciones comunes. En su origen se construyeron 13 estancias. En la actualidad hay 40, lo que demuestra no sólo el auge del turismo a la zona, sino el prestigio reconocido que este hotel está disfrutando. Además hay dos modalidades de alojamiento, hacerlo en la habitación cabaña o escoger la habitación cabaña plus.

Aunque ambas tipologías cuentan con baño privado, aire acondicionado, teléfono, televisión y terraza o balcón, además de que la “plus” cuesta casi el doble que la normal, es bastante preferible costearse la opción menos económica. La principal razón no es la cabaña en sí, en ambas modalidades realmente acogedora, algunas veces con muros de mampostería y techos de guano y otras con madera en su revestimiento y exóticas a más no poder. Son principalmente los servicios extra los que motivan a adquirir una opción más cara.

Entre estas opciones destaca la de poder utilizar un transfer marítimo cuyos viajes son exclusivos para residentes, con un trayecto continuo entre el embarcadero de Palma Rubia hasta Cayo Levisa, en el horario de 9 de la mañana hasta las 5 de la tarde.

La cabaña “plus” incluye también una excursión diferente todos los días de la semana, una botella de vino para cada habitación y un minibar que se repone cada 4 días y que contiene agua mineral y refrescos cubanos.

Como complemento, los huéspedes que se alojan en la modalidad “plus” pueden disfrutar de una bebida gratis por persona en cada comida y un servicio de habitaciones en horario de 8:30 horas a 16:30 horas.

No obstante, todas las cabañas son asombrosas, tanto por dentro como por fuera. En su decoración se combina el gusto por la calidez local con la sofisticación moderna, en un equilibrio que llama al descanso, la relajación y la paz.

Hotel Cayo Levisa ofrece múltiples ofertas de actividades y de animación nocturna, pero son sus deportes y excursiones lo que más llama la atención de los huéspedes. Hay varias áreas para practicar deporte como fútbol, voleibol y similares, aunque con 3 kilómetros de playa para disfrutar de deportes acuáticos, aquellos descienden en popularidad. De esta forma, el catamarán, el windsurf y el snorkel son prácticas más que recomendables a todos los que amen mínimamente el fondo marino.

De todas maneras, la actividad rutinaria es también muy interesante en el Hotel Cayo Levisa. La zona de cuba es rica en una vegetación frondosa de grandes árboles. Es corriente estar comiendo entre amigos y familiares y verse acompañado de numerosos pájaros, algo pícaros, capaces de robarnos nuestra comida al mínimo descuido.

Es común realizar excursiones de senderismo con las que disfrutar de un contacto directo con la naturaleza en una relación que ningún otro hotel urbano y, ni siquiera, un complejo turístico de todo incluido, podría ofrecer. Mientras éstos se nutren a base de jardines artificiales, la zona alrededor del Hotel Cayo Levisa es completamente natural. Vegetación y animales han crecido y se han desarrollado sin prácticamente ningún condicionante humano. Tanto es así, que no se ofrece al turista ninguna actividad artificial como zonas de golf, clubs de música o similares, sino que el principal atractivo para el huésped es, precisamente, el contacto directo con la naturaleza. Pocos hoteles en Cuba pueden ofrecer algo semejante.

Apoyanos compartiendo en Redes Sociales: