menu recetascubanas postres videorecetas croquetasyfrituras sandwiches ensaladas salsasparaensalada sopasycaldos jugosybatidos tragosCubanos salsasvariadas arroces carnedecerdo carnederes pollos mariscos pescados picadillos embutidos potajes comidaparaninos recetasdehuevos carnesvariadas

El Cuerno de la Abundancia

el cuerno de la abundancia

El cuerno de la abundancia es una película cubana dirigida en 2008 por el conocido director Juan Carlos Tabío. Como todo lo que hace este realizador, el film que ocupa estas líneas ha suscitado debate, polémica y ha cosechado un gran éxito.

Si bien no puede equipararse a trabajos anteriores suyos como la archiconocida comedia Fresa y Chocolate (1994), film que de todas formas codirigió con el no menos talentoso Tomás Gutiérrez Alea, tampoco podemos decir que El cuerno de la abundancia supere títulos posteriores que han tenido un gran calado internacional como la más reciente 7 días en la Habana (2012).

De hecho, El cuerno de la abundancia es film inmediatamente anterior a éste último y, pese a que no está al nivel de los otros trabajos del director, bien merece un análisis en profundidad porque la obra es toda una creación artística.

El argumento de El cuerno de la abundancia se cree que está basado en hechos reales, si bien los nombres y apellidos podrían ser diferentes, aunque el final (según asegura la leyenda urbana) es idéntico a lo que sucedió.

El cuerno de la abundancia transcurre en Yaragüey, una pequeña localidad que no existe en Cuba en la vida real, pero que en el universo ficticio creado a raíz de la película, muestra a todo un conjunto de ciudadanos cubanos estereotipado y surrealista al mismo tiempo. Es aquí donde vive la familia Castiñeiras (según el rumor mencionado la familia de verdad tendría como apellido Contreras). La familia en cuestión recibe una noticia increíble y es que podrían ser los herederos de una fortuna millonaria que cambiaría su vida para siempre de forma radical.

Sin nada realmente confirmado, el pueblo entero de Yaragüey da la noticia por cierta sin ningún atisbo de cuestionamiento y cada uno de los ciudadanos modifica su vida en función de la futura herencia que supuestamente va a llegar al pueblo. Los protagonistas, el matrimonio de Bernardito y Marthica, se enfrascan en toda la problemática administrativa que conlleva realizar la tramitación de la reclamación de la herencia. Por otra parte, otros ciudadanos comienzan a endeudarse de una forma escandalosa, en vistas a recibir su parte de la herencia.

Efectivamente, El cuerno de la abundancia es una nueva comedia del director, si bien la crítica social y filosófica está ahí presente en cada fotograma. La prensa ha llegado a compararla otro film menor del director, Lista de espera (2000), en el sentido de que si bien en esta última se ensalzan los valores positivos de las personas, en El cuerno de la abundancia se hace lo propio con los valores negativos.

Lo cierto es que ambas películas poco tienen en común. Se ha constatado un mayor paralelismo entre El cuerno de la abundancia y la inmejorable Bienvenido Mr. Marshall dirigida por Luis García Berlanga allá por el año 1953. En esta clásica película, los ciudadanos de un pequeño pueblo se enteran de que una comitiva estadounidense va a pasar por sus calles, con lo que trastocan la dinámica rutinaria del pueblo y sus ciudadanos, para preparar tan esperada visita. Al final de la película, cuando todos los vecinos han modificado prácticamente sus vidas enteras para el gran momento, los estadounidenses pasan raudos y veloces con sus vehículos en apenas 30 segundos por las calles del pueblo.

Del mismo modo, humor negro, ironía y cierta autocrítica se desvela en el visionado de El cuerno de la abundancia. Parte del éxito de la obra, sin duda, se corresponde a la participación interpretativa. Tras coincidir en Fresa y Chocolate, comparten de nuevo la cámara actores como Jorge Perugorría, Vladimir Cruz y Mirtha Ibarra. No son los únicos artistas que Tabío hace llamar una vez comprobado su talento. El guión fue escrito entre el mismo Tabío y Arturo Arango, quien ya le acompañara profesionalmente para la película Lista de espera. Es posible que sea fruto de esta unión la consabida comparación entre los dos films.

En todo caso, el escritor Arango sencillamente se superó a sí mismo con El cuerno de la abundancia. Entre los logros conseguidos con la película (Premio Coral de Guión y Tercer premio Coral al Largometraje de Ficción), también aprovechó la historia para crear “El cuerno de la abundancia, el relato”. Ediciones Oriente se encargó de publicar la obra escrita con un éxito moderado.

Apoyanos compartiendo en Redes Sociales: